Los fallos más frecuentes en el examen practicó

Entre los fallos más comunes en el examen de conducir.

Los límites de velocidad según el tipo de vía, las luces, la distancia lateral y la interpretación de las señales o cómo actuar ante un stop o un ceda el paso, son los errores más frecuentes  en el examen de conducir. Otra de las faltas graves más comunes es el no respetar el espacio lateral en las zonas urbanas. Respecto al paso de peatones también hay errores frecuentes. Los nervios y la falta de observación muchas veces son los causantes de no ceder el paso a los peatones que esperan a cruzar, falta muy grave que puede ser suspenso en el examen de conducción.

El estudio revela que los alumnos son capaces de distinguir y diferenciar unas señales de otras pero confunden el comportamiento que hay que seguir ante un stop o una señal de ceda el paso, no observan bien a ambos lados de la calzada antes de realizar un giro o un cruce o no conocen o realizan la prioridad en los giros con el vehículo a la izquierda. Estos fallos son considerados faltas graves en el examen práctico del carné de conducir y una de las causas más habituales de suspenso entre los alumnos. Se ha reconocido que los nervios suelen jugar malas pasadas a los alumnos en el examen, lo que les lleva a errores que no cometían en las prácticas con el profesor. Esto se debe, a su juicio, a que cada vez se realizan menos prácticas, por lo que los alumnos van menos preparados al examen. “Buscan sacarse el carné de conducir de una forma rápida, automática, sin tener en cuenta la importancia de una buena preparación para ser buenos conductores y sin preocuparse por la Seguridad Vial”. Pese a las dificultades del examen práctico, sin embargo, la mayor dificultad la encuentran en aprender el uso correcto de las marchas de velocidad, saber cuándo cambiar , el juego de los pedales embrague-acelerador o freno-embrague. Asimismo , las prácticas en coches particulares fuera de las autoescuelas crean vicios difíciles de eliminar como por ejemplo, una mala colocación de las manos en el volante.

Según el estudio , en la parte teórica, el fallo más común es la falta de comprensión de las preguntas, que se suma a la “mala preparación” por parte del alumno, fallos que incrementan los suspensos , a los alumnos les falta comprender los enunciados de las preguntas, responden de forma automática sin terminar de leer las preguntas y hacen los test de memoria.

Las autoescuelas lamentan que los alumnos busquen sacar el carnet con menos preparación , pero debido a la situación económico que atravesamos es imposible.

Si se podría conseguir dar un mínimo de clases sin coste alguna para el ciudadano , se lograría una mejor preparación y una calidad ostensiblemente superior y todo repercutiría en conseguir una circulación más fluida y segura, evitando así una gran cantidad de accidentes , con el beneficio económico y social de todos los ciudadanos.