Seguridad vial en empresas

La seguridad vial debe ser una responsabilidad a conseguir por las empresas para evitar accidentes y víctimas, y no considerarla como un valor exclusivamente mercantil.

Debe desarrollarse con calidad, y con el único objetivo de prevenir los accidentes de tráfico laborales.

Deberían ser entidades especializadas en seguridad vial las que asesoren e indiquen a las empresas cómo desarrollar acciones de calidad a favor de la seguridad vial, desde detectar los factores de riesgo, a establecer indicadores o implantar un sistema de gestión efectivo , valorar los riesgos de sus trabajadores en sus desplazamientos laborales en vehículo privado, primer paso necesario para implantar acciones de seguridad vial.

Establecer un sistema de gestión en seguridad vial laboral  supone un valor para las empresas,  ya que permite gestionar de manera efectiva acciones en seguridad vial,  reducir costes por bajas de accidentes de tráfico, reducir costes por daños en la carga transportada, reducir la prima de los seguros, así como mejorar la calidad de vida y seguridad de los trabajadores y resto de usuarios de las vías.

La Seguridad Vial es una preocupación global. Se estima que cada año en las vías públicas del mundo alrededor de 1,3 millones de personas muere, y entre 20 y 50 millones sufren lesiones, y esta cifra aumenta. El impacto socioeconómico y en la salud es muy importante. Entre los accidentes de tráfico que se producen en nuestra sociedad, son también especialmente importantes y desconocidos los siniestros viales laborales, un tipo de accidentalidad que constituye un grave problema social, económico y de salud laboral, ya que aparte de víctimas mortales y heridos, trae consigo muchas bajas laborales, adaptaciones al puesto de trabajo y gastos innecesarios. Esta preocupación por los accidentes de tráfico la recoge la Organización Mundial de la Salud en el “Decenio de Acción para la Seguridad Vial 2011-2020” y muestra su interés en promover iniciativas para gestionar la seguridad vial.