Tipos de distracciones

Distracciones al volante: Conócelas y evítalas

Las distracciones al volante pueden resultar fatales: fumar, beber o comer al volante puede causar un accidente. Además, acciones como manipular un navegador GPS en marcha están multadas por la DGT. A continuación, te ofrecemos un listado con los actos que son legales y los que no.

Las distracciones al volante son uno de los factores que mayor número de accidentes causan

El Reglamento de Circulación de España recoge de manera genérica que el conductor está obligado a mantener el campo de visión y la atención permanente, pero no hace mención a otras actividades distractoras en las que no se utilizan dispositivos tecnológicos tales como fumar, beber o comer durante la conducción.

Distracciones al volante no convenientes:

Tomar café: es el mismo caso que con la comida, pero con el añadido de que el líquido caliente puede provocar movimientos bruscos. Siempre es mejor realizar un parada y tomarse el café tranquilamente.

Cambiar un CD: manipular el equipo de música mientras se conduce supone desviar la atención entre 3 y 6 segundos. Es más fácil no percibir las señales y se producen más accidentes.

Comer un bocadillo:  apartar la vista de la vía y alejar al menos una mano del volante no es nada recomendable.

Fumar: la ley no hace mención específica a esta distracción, pero algunos estudios señalan que fumar al volante eleva el riesgo de accidente hasta un 50%.

 

Distracciones al volante peligrosas:

Calzado inadecuado: es obligatorio mantener la propia libertad de movimientos cuando se conduce. No se prohíben expresamente los tacones, chanclas o botas, pero son poco aconsejables.

 

Distracciones al volante prohibidas:

Leer el periódico: ojear el periódico, aunque sea en un atasco, está prohibido porque supone apartar la vista del campo de visión y desviar la atención en la carretera.

Con el pie en alto: el conductor está obligado a comportarse con diligencia y precaución para evitar cualquier daño. Además de dificultar el manejo del vehículo, conducir con el pie en alto puede causar graves lesiones en caso de accidente.

Manipular el navegador en marcha: hace un tiempo, la DGT no sancionaba la manipulación del navegador GPS en marcha. Sin embargo, la Ley de Seguridad Vial la considera igual de grave que hablar por el móvil.

Conducir con auriculares: conducir con cascos, auriculares u otros dispositivos que disminuyan 
la atención son infracciones que llevan aparejada la pérdida de tres puntos.

Hablar con el móvil mientras se conduce: es el mismo caso que el anterior y, por tanto, una infracción grave. Junto a la pérdida de tres puntos hay que contar con una multa en torno a los 200 euros.